Watt Watchers of Texas: Texas is Too Good To Waste™

¿Cómo se relaciona el agua a la energía?

6 de junio de 2022

En nuestro mundo moderno, usamos agua para casi todo en nuestra vida diaria. Incluso tenemos un día entero dedicado a celebrar el agua. Afín a su relación con el mundo natural, es fundamentalmente uno de los pilares que permiten que nuestros cuerpos y comunidades prosperen y funcionen. Sin agua, nuestra supervivencia sería imposible. Sin embargo, por más grandes e interminables que parezcan nuestros océanos, lagos y ríos, el agua no es ilimitada. El uso sostenible de nuestros recursos hídricos es fundamental. Y la capacidad de maximizar su potencial es esencial para nuestra forma de vida.

El problema del acceso al agua es más complicado de lo que parece. Se necesita una gran cantidad de energía para obtener, tratar, desalinizar y transportar el agua. En consecuencia, se crea un arma de doble filo. Entonces, ¿por qué parece que el agua llega tan fácilmente a nuestros hogares si requiere tanta energía? ¿Y qué acciones podemos tomar para conservar nuestros recursos hídricos?

Hace poco más de cien años, el acceso al agua potable en los hogares no era muy común. La gente dependía de pozos y letrinas para lograr lo que podemos lograr ahora en nuestros baños. A través del desarrollo de la infraestructura de los sistemas de tuberías y alcantarillado, la energía moderna facilitó el transporte de agua a nuestros hogares. Sin embargo, una infraestructura adecuada no elimina todos los obstáculos. Proporcionar el agua para que corra a través de las tuberías en estos sistemas tiene sus desafíos. Dependiendo de la geografía de su comunidad, el proceso requerido para obtener agua dulce cambiará. Desde simplemente bombear el agua de un lago o río hasta instalaciones de tratamiento y desalinización de agua, proporcionar agua dulce a una comunidad puede ser muy difícil.

La persona promedio utiliza un estimado de 400 litros de agua por día. Es probable que no veas tanta agua bajar por el drenaje de tu casa con tus propios ojos. Sin embargo, es esencial entender que el agua que usamos va mucho más allá de lo que vemos. Muchos no se dan cuenta de la gran necesidad de agua en todos los demás sectores de nuestra sociedad. También conocido como el Nexo Energía-Agua, dependemos de la energía para acceder al agua y del agua para acceder a la energía. Las prácticas agrícolas, la producción de ropa, la electricidad, e incluso el control de la temperatura de las centrales eléctricas y la extracción de materias primas dependen del agua.

Además, el proceso de tratamiento, transporte y recolección de agua a menudo requiere electricidad y otros recursos energéticos. En consecuencia, cada vez que uno compra ropa nueva, enciende las luces o conduce su carro, consume agua y cada vez que uno consume agua también consume otras formas de energía. Desafortunadamente, debido a nuestra relación con nuestros recursos energéticos, la mayoría de nosotros no percibimos las consecuencias de estas acciones. La relación estrechamente entrelazada entre el agua y la energía significa que no se puede tener una sin la otra. El uso excesivo de agua corre el riesgo de dejar el agua contaminada, aumenta el riesgo de sequía y tiene un impacto negativo en el medio ambiente. Además, corremos el riesgo de no poder soportar otros sistemas energéticos importantes, dejándonos vulnerables a la posibilidad de carecer de energía suficiente en el futuro.

Históricamente, civilizaciones enteras han caído debido a falta de agua, y el entorno político moderno sigue estando drásticamente influenciado por el nexo energía-agua. Como sociedad, nos hemos vuelto muy cómodos complaciéndonos con los recursos disponibles. La sensibilidad que le tenemos a nuestros recursos naturales ha bajado. Sin embargo, la conciencia del efecto que nuestras acciones tienen sobre nuestros recursos podría ayudarnos a superar los obstáculos que enfrentamos ho

En los años siguientes, la demanda de agua solo aumentará, pero nuestro suministro de agua no aumentará con él. Las prácticas de sostenibilidad y conservación del agua son más críticas que nunca en nuestro mundo moderno. Los padres, líderes y educadores de hoy tienen un trabajo cada vez más importante para enseñar a las generaciones más jóvenes cómo conservar el agua y ayudar a crear un mañana más sostenible.

Para obtener más información sobre cómo usted y sus estudiantes pueden ahorrar agua y energía en la escuela o en el hogar, consulte los recursos de Smart Energy Education, que incluye Watt Watchers y Resourcefulness.

https://youtu.be/PEw3bJ1uf5Q
Watt Watchers of Texas is a Partner Program of Smart Energy Education.
Watt Watchers of Texas. Copyright © 2022 The University of Texas at Austin. All Rights Reserved.
envelope-ochevron-circle-rightmenu-circlecross-circle linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram