Watt Watchers of Texas: Texas is Too Good To Waste™

¿Cómo se relaciona el transporte con la energía?

13 de julio de 2022

Antes de los medios de transporte modernos, como los carros, aviones y barcos, viajar era drásticamente diferente. Los viajes de larga distancia requerían mucha energía. Era poco probable que la gente viajará muy lejos de su lugar de nacimiento. Mudarse de casa solo era considerado en circunstancias extremas. Tener que depender de animales o, a veces, solo de su propia fuerza para llevarlo a lo largo del camino significaba que su viaje podía durar fácilmente días o meses. Era probable que uno se fuera a encontrar con ladrones, tormentas y otros obstáculos por lo que estos viajes no solo podían ser peligrosos sino costosos.

Afortunadamente, la innovación y la tecnología nos han permitido con éxito innovar nuestro camino más allá de los viejos tiempos de utilizar la mano de obra y la fuerza animal para movernos. Con la ayuda de la energía moderna, ahora podemos cruzar océanos y continentes enteros en horas. No solo eso, estos nuevos modos de transporte han traído consigo el desarrollo de industrias complejas. Los estilos de vida de viaje, la cultura del automóvil y las compras en línea son efectos secundarios del transporte moderno. Con el creciente desperdicio y la contaminación de este fácil acceso a viajes y productos, la demanda de eficiencia y sostenibilidad ha comenzado a presionar a la industria del transporte para que realice algunos cambios. La necesidad de nuevos inventos e ideas es mayor ahora que nunca. Entonces, ¿cómo se relaciona exactamente el transporte con la energía? ¿Y cómo influye esta relación en nuestra vida diaria?

Energía y transporte

La conexión entre el transporte, la energía y el medio ambiente es relativamente sencilla en la superficie. Si tienes un carro, necesitas gasolina o electricidad para llegar a donde necesitas ir. Esto requiere acceso a combustibles fósiles y/o recursos renovables. Igualmente, los terrenos también son necesarios para crear carreteras y autopistas o los recursos naturales utilizados en los sistemas de fabricación y disposición de vehículos. Según la Administración de Información Energética de los EE. UU., el transporte de personas y bienes representó el 28 % del consumo total de energía de los EE. UU. en el 2021. La energía está involucrada en cada paso del proceso. Conocer la intensidad energética de los sistemas de transporte que utiliza es fundamental si desea marcar la diferencia.

Transporte privado

Todo el mundo tiene que tener un método para moverse. Es posible que vivas en una ciudad donde caminar o andar en bicicleta sea una alternativa razonable al transporte estándar en vehículos. En cuyo caso, puedes dormir agusto sabiendo que hiciste un esfuerzo para marcar la diferencia y al mismo tiempo hiciste un poco de ejercicio. Sin embargo, hay un par de cosas más que deben considerar aquellos que tienen que viajar distancias más largas. Podrías pensar que usar un vehículo eléctrico siempre será más limpio que un carro de gasolina. Pero si la electricidad utilizada para impulsar ese vehículo se deriva de combustibles fósiles, puede que no sea tan ecológico como cree. Al comprar un vehículo nuevo, considere su fuente local de electricidad. Asegúrese de comparar la eficiencia del combustible e investigar bien las características ecológicas. La sustentabilidad comienza con la consideración de los efectos de tus acciones, así que ten en cuenta las consecuencias ambientales de tu vehículo. Tanto cuando compras como cuando eliges conducir.

Transporte público

El transporte público es una de las formas más efectivas de convertirse en un consumidor de energía más eficiente. Algo tan simple como viajar en autobús al trabajo puede reducir la congestión del tráfico, la contaminación del aire y del sonido y la necesidad de ampliar las carreteras. El aumento del número de pasajeros mejora el poder de ahorro de energía de nuestros sistemas de transporte público. Entonces, al hacer que el transporte público sea parte de su rutina, en realidad puede ayudar a proporcionar fondos para mejorar estos sistemas y hacerlos más eficientes. Así que toma el autobús cuando puedas, puedes ayudar al medio ambiente y ahorrar algo de dinero en gasolina, todo en uno.

Bienes y servicios

El transporte implica mucho más que el movimiento de personas. De hecho, la EIA informó que los camiones y autobuses pesados, que transportan principalmente materiales y bienes de consumo, representaron el 18 % del consumo de energía de los EE. UU. en 2019. Estos modos de transporte están reservados principalmente para materiales y bienes de consumo. La maximización de nuestros sistemas de transporte nos ha permitido trasladar todo, desde alimentos y agua hasta bienes de consumo, a distancias mucho más largas. La conveniencia de tener acceso a productos de todo el mundo puede ser gratificante en este momento. Sin embargo, el impacto ecológico de los camiones, barcos y trenes que llevan estos productos hasta tu puerta puede ser más grave de lo que te imaginas. Comprar productos locales reduce la demanda del uso de medios de transporte que contaminan nuestro medio ambiente. Por lo cual podemos conservar nuestros recursos y asignarlos a los sectores de nuestra sociedad que más los necesitan.

Con el auge de las nuevas tecnologías, mantener el ritmo de nuestra creciente demanda de energía sin disminuir nuestros recursos naturales requiere una planificación estratégica. Es una responsabilidad que solo recientemente comenzamos a tomar en serio. Es necesario realizar mejoras muy necesarias para alcanzar la sostenibilidad. Afortunadamente, tenemos mucho que esperar. Nuevos trabajos y oportunidades profesionales grandiosas se han desarrollado debido a esta nueva conciencia y se han convertido en una parte esencial de los viajes y el transporte. El cambio comienza con nuestras elecciones personales, así que comparte tus viajes y usa el transporte público cuando puedas, y ten en cuenta los recursos energéticos del mundo cuando compres nuevos productos.

Para obtener más consejos sobre la conservación y la sostenibilidad de la energía, visite watt-watchers.com, Resourcefulness o smartenergyeducation.com para obtener más información.

https://youtu.be/kUAsneGMXcc
Watt Watchers of Texas is a Partner Program of Smart Energy Education.
Watt Watchers of Texas. Copyright © 2022 The University of Texas at Austin. All Rights Reserved.
envelope-ochevron-circle-rightmenu-circlecross-circle linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram