Watt Watchers of Texas: Texas is Too Good To Waste™

¿Cómo se relaciona la guerra con la energía?

3 de agosto de 2022

La guerra ha sido parte de la humanidad desde el comienzo de la civilización. Luchamos en guerras por el agua, la tierra, las especias, los recursos y, aún más importante, la energía. Sin embargo, las personas a menudo no prestan mucha atención al origen de su energía. No ven que su influencia y contribución a la guerra y la seguridad nacional son increíblemente significativas e impactan la vida diaria de todos.

Antes de la energía moderna, las guerras se realizaban a una escala mucho más pequeña que las guerras de hoy. Las personas estaban más restringidas por la geografía y el clima, por lo que las guerras tenían que ser luchadas durante la primavera para que los soldados pudieran llegar a la batalla. Los hombres viajaban en caballo o a pie y enfrentaban al enemigo con espadas y otras armas de corto alcance. En las situaciones de mayor escala, los cañones serian utilizados para atacar desde una distancia un poco más grande. Pero al final, la poca distancia necesaria para luchar hacía que las guerras fueran mucho menos destructivas que las actuales y causarán muertes en una escala mucho menor.

Se necesita mayor poder y destrucción a una gran escala para combatir un enemigo que no siempre puedes ver. La energía moderna ha permitido que los ejércitos creen máquinas y armas que pueden atacar desde una gran distancia. Esto fue visto por primera vez durante la Primera Guerra Mundial a través de tanques, ametralladoras y ataques aéreos. En guerras más recientes, la tecnología moderna ha permitido que los ejércitos ataquen a través de drones no tripulados, láseres y espionaje satelital. La distancia creada por estos nuevos inventos ha ayudado a mantener a los soldados un poco más alejados del contacto directo con el enemigo. En consecuencia, ha creado un entorno en el que los soldados puedan atacar sin estar físicamente cerca de la oposición.

Esto fomenta un ciclo en el que la innovación alimenta las guerras y la guerra alimenta la necesidad de crear innovación. La nueva tecnología debe desarrollarse continuamente y las mejoras deben realizarse constantemente para mantener una ventaja. Todo esto requiere enormes cantidades de energía. La producción de metales para fabricar armas, aviones, vehículos, computadoras y drones requiere electricidad, agua y combustibles fósiles. Igualmente, alimentar, alojar y transportar soldados requiere energía.

La energía genera riqueza, prosperidad, seguridad y salud en nuestras comunidades. Es esencial para nuestras vidas modernas, lo que hace que sea algo que podemos usar no solo para protegernos, sino también como un incentivo para entrar en guerra desde un inicio. Este es especialmente cierto al hablar de recursos limitados como el petróleo y el gas natural. La importancia de recursos como el petróleo ha hecho que muchos líderes se den cuenta de que una de las formas más efectivas de impedir la capacidad que tiene una nación para luchar y defenderse es atacar y limitar su acceso a los recursos energéticos.

Los días de enfrentar al enemigo con espadas quedaron atrás. La fuerte dependencia que tienen las naciones en los recursos naturales de naciones extranjeras ha llevado a conflictos una y otra vez. La seguridad de una nación depende de su capacidad de depender de su propia energía. La diversificación de los recursos energéticos, es decir, el uso de una combinación de energía solar, agua, combustibles fósiles, etc., en lugar de depender por completo de una forma de energía, puede marcar una diferencia considerable para la seguridad de una región. Además, la diversificación de recursos crea un sistema mucho más sostenible en el que una nación puede operar a un nivel mucho más eficiente y se reduce el impacto ambiental.

Al final, la energía está ligada a todo. Nos proporciona nuestra vida y economía moderna, facilita la salud y la educación de nuestras poblaciones y ha demostrado ser algo por lo que vale la pena luchar. Es algo que debemos usar sabiamente y proteger. El ejército de los EE. UU. se esfuerza por utilizar sus recursos energéticos de manera cuidadosa y eficiente para mantener la seguridad de la nación. Los civiles de un país deberían esforzarse por hacer lo mismo. Convertirse en un consumidor de energía más inteligente y hacer un esfuerzo por vivir un estilo de vida más ecológico siempre debe ser una prioridad.

Para obtener más información sobre la conexión entre la guerra y la energía, consulte el episodio Power Trip: The Story of Energy WAR junto con el panel de OVEE sobre la energía y un debate sobre la guerra en la página de Smart Energy Education.

Se pueden encontrar recursos adicionales relacionados con la energía, la sustentabilidad y las carreras relacionadas con la energía en Smart Energy Education, Resourcefulness y Watt Watchers of Texas.

Watt Watchers of Texas is a Partner Program of Smart Energy Education.
Watt Watchers of Texas. Copyright © 2022 The University of Texas at Austin. All Rights Reserved.
envelope-ochevron-circle-rightmenu-circlecross-circle linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram