Watt Watchers of Texas: Texas is Too Good To Waste™

Watt Watcher convertida en investigadora de energía

22 de octubre de 2021

Watt Watchers of Texas was established in 1985 to help schools save money by saving energy. In the early years, Watt Watchers primarily focused on the Student Patrol Program, where students would walk through the hallways of their school in groups looking out for signs of wasted energy (such as lights left on in unoccupied rooms.) To help the school improve, the Student Patrols would then give a “ticket” reminding those who left lights on to switch them off next time. This process gave students a sense of responsibility and ownership of their school, and a special power to make a difference in the environment. 

Desde ese entonces, el programa de Watt Watchers ha crecido y evolucionado. Mientras Watt Watchers continua a ayudar a escuelas crear sus propias patrullas estudiantiles, hoy en día los recursos del programa le dan a los visitantes acceso a videos, juegos, publicaciones de blog oportunas, actividades y lecciones que estudiantes de K-12 pueden utilizar para aprender más sobre la energía y sostenibilidad. Este crecimiento de desarrollo ha sido supervisado por el autor, profesor, y experto Dr. Michael E. Webber de la Universidad de Texas en Austin. El Dr. Webber también supervisa el Webber Energy Group (WEG,) una organización que analiza problemas de energía y el medio ambiente en la intersección de ingeniería, política, y comercialización. Los estudiantes, investigadores, y personal que trabajan en el WEG son apasionados por la sostenibilidad y conservación de energía entonces no es ninguna sorpresa que una investigadora del WEG es también una antigua Watt Watcher.

Después de participar como un Watt Watcher en la primaria, Kelsey Richardon creció queriendo hacer una diferencia en la industria de la energía. La maestra de cuarto grado, la Sra. Thomas, en Oak Hill Primaria, presentó a su clase el programa de ahorro de energía. Aunque Watt Watchers es voluntario, Kelsey aprovechó la oportunidad para ayudar a su escuela y el medio ambiente.

“La mayoría de lo que recuerdo de mi tiempo siendo una Watt Watcher involucra caminar por mi primaria apagando las luces en cuadros vacíos,” dice Richardson.”También me dieron una carpeta con consejos de Watt Watchers y un lápiz de Watt Watchers. Yo recuerdo haberme sentido muy oficial, como si mi trabajo estuviera salvando el mundo.”

Ser consciente del medio ambiente y tomar decisiones proactivas siempre fue una prioridad en la casa de Richardson. Apagar las luces al retirarse de un cuarto y tomar duchas más cortas en el verano fueron unos hábitos que su padre inculcó en ella desde una edad temprana y fueron factores contribuidores al decidir ser parte de la patrulla estudiantil.

Hoy en día, las personas jóvenes están más conscientes de los problemas del medio ambiente alrededor del mundo. Un estudio que encuestó a 10,000 personas entre las edades de 16 a 25 en 10 diferentes países descubrió que la mayoría de los participantes estaban increíblemente preocupados del medio ambiente y creen que los gobiernos del mundo no están haciendo lo suficiente para combatir el cambio climático. Estas actitudes solo se han vuelto más generalizadas con el tiempo, pero programas como Watt Watchers pueden ayudar. A través de actividades y lecciones prácticas, los educadores y los padres pueden proporcionar un canal donde los estudiantes pueden crear hábitos ecológicos de manera activa y ayudar a reducir el estrés que puede causar el cambio ambiental. Como Richardson recuerda, “cuando estaba en el cuarto grado veía estos comportamientos como pasos pequeños hacia salvar el mundo del cambio climático, un problema global que me aterrorizaba de chiquita.”

Una vez en la preparatoria, la curiosidad de Richardson por el ahorro de energía la llevó a un programa de mentores escolar que conectaba a los estudiantes con los profesionales de la industria. Aquí es donde ella conoció al Dr. Webber. A través de esta mentoría, se le dio la oportunidad de atender presentaciones de investigación para ingenieros de todas diferentes disciplinas sobre una multitud de proyectos de investigación de energía. Al darse cuenta de la aplicabilidad que la ingeniería puede tener en la conservación y la sostenibilidad, se inspiró para perseguir su pasión por la energía verde a través de un título en ingeniería.

“Estaba decidiendo entre ingeniería química e ingeniería ambiental para mi carrera. Después de hablar con unas personas de UT, incluyendo algunos miembros del WEG, me aconsejaron de que un ingeniero químico puede hacer la mayoría de los mismos trabajos que un ingeniero ambiental, además de trabajos adicionales específicos de ingeniería química,” ella dice. “Siendo una niña de 18 años que no podía planificar para una semana a partir de ese entonces, mucho menos dentro de cuatro años, la flexibilidad adicional que vino con ser una ingeniera química sonó muy atractiva.”

La mentoría con el Dr. Webber y la participación de Richardson como miembro del WEG le dio exposición a proyectos de investigación y le abrió la puerta a trabajos. Como asistente de investigación de pregrado para el WEG, trabajó en proyectos relacionados con la accesibilidad de los programas solares de servicios públicos, la utilización de los derechos de paso de las carreteras interestatales para la generación de energía solar y la equidad de la descarbonización de la red de Texas. Y a principios de 2021, todo cerró el círculo para Richardson cuando ayudó a crear recursos de aprendizaje virtual para Watt Watchers durante la pandemia de COVID-19. Kelsey pudo tomar sus experiencias de escuela, conocimientos de investigación, y memorias buenas de Watt Watchers y convertirlas en lecciones para ayudar a inspirar a estudiantes jóvenes.

En mayo de 2021 Richardson obtuvo su licenciatura en ingeniería química y un certificado en medio ambiente y sostenibilidad. Ahora está cursando un doctorado. en ingeniería química en la Universidad de California, Santa Bárbara.

Las generaciones anteriores parecen haber barrido los problemas ambientales bajo la alfombra, mientras que las consecuencias de la contaminación y el calentamiento global se han vuelto más evidentes con el tiempo. La próxima generación de estudiantes tiene la oportunidad de tener un gran impacto en la salvación del planeta. Watt Watchers no solo ayuda a los estudiantes a aprender sobre la importancia de la sostenibilidad y conservación de la energía y el agua, sino que para algunos estudiantes, como Kelsey Richardson, también podría llevarlos hacia una carrera en energía.

El mundo necesita mentes más innovadoras como Richardson que trabajen para resolver los problemas que se han creado. Si usted es un educador o un padre, considere usar Watt Watchers en su escuela y hogar; comenzar una patrulla de energía hoy podría conducir a una carrera gratificante en energía mañana.

Watt Watchers of Texas is a Partner Program of Smart Energy Education.
Watt Watchers of Texas. Copyright © 2022 The University of Texas at Austin. All Rights Reserved.
envelope-ochevron-circle-rightmenu-circlecross-circle linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram